Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El aborto en México puede ser legal e inclusivo

El proyecto del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar Morales, reconoce la lucha de las mujeres y al mismo tiempo gana derechos para más personas.
mar 07 septiembre 2021 06:01 AM

“El proyecto sobre la despenalización del aborto propuesto por el ministro Aguilar, que menciona el derecho de mujeres y personas gestantes, es un precedente importante porque utilizan explícitamente las palabras mujeres y personas con capacidad de gestar ante la ley. Se reconoce así la lucha histórica de mujeres, pero también se reconoce a las personas trans y no binarias”, dijo Lorena Vázquez, investigadora legislativa del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República e integrante de la organización “DesdeMujeres”, que promueve el trabajo de científicas sociales.

Para Vázquez, es prometedor que la redacción de un proyecto de ley se dé en esos términos, pues deja sin argumentos a corrientes radicales del feminismo que acusaban que la inclusión de las personas trans implica la invisibilización de las mujeres, y al mismo tiempo se acerca a las mujeres a los derechos progresivos, es decir, todos aquellos instrumentos para hacer cumplir la ley a corto plazo.

El proyecto del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Luis María Aguilar Morales, reconoce el derecho de la mujer a decidir “y cuya titularidad se extiende, por supuesto, a las personas con capacidad de gestar como resultado de una combinación particular de diferentes derechos y principios asociados a la noción esencial de que es intrínseco a la persona humana la disposición de su libertad de autodeterminarse y escoger libremente las opciones y circunstancias que le dan sentido a su existencia, conforme a sus propias convicciones”, lo anterior con sustento en el derecho a la dignidad humana, la autonomía, el libre desarrollo de la personalidad, el derecho a la vida privada, la igualdad jurídica, el derecho a la salud (psicológica y física) y la libertad reproductiva.

Sharon Fernández, coordinadora de comunicación en Desdemujeres e integrante de la colectiva feminista Indecidibles, afirma que dicho proyecto y las opiniones que emanaron de él redujeron el espacio a lagunas legales que impida la ampliación de derechos respecto a la inclusión explícita de personas con capacidad de gestar.

Publicidad

¿Lo que pasa en Coahuila se queda en Coahuila?

En este caso, no. Aunque el proyecto, de ser aprobado este martes, es aplicable en Coahuila, pero marca un precedente para todos los congresos locales del país con el objetivo de desacreditar los criterios que criminalizan la interrupción del aborto en México, de acuerdo con Fernández.

“Podemos ser optimista por el tono de la argumentación de hoy.No hubo espacio a la criminalización, estigmatización y es un paso muy valioso. Además, en términos de justicia restaurativa es relevante porque se combate en el punitivismo”, apuntó sobre la exposición del proyecto que inició el pasado lunes y terminará este martes cuando el resto de los ministros expongan sus puntos (dos restantes) y procedan a la votación del proyecto.

Para su aprobación, se requiere de 8 votos que respalden la sentencia propuesta por Aguilar. Al respecto, Lorena Vázquez asegura que este proyecto es una oportunidad a favor de mujeres porque pone un candado a los congresos locales para que no legislen de manera regresiva en materia de derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

El proyecto busca dilucidar si es constitucional o no sancionar con pena de prisión a mujeres que deciden voluntariamente interrumpir su embarazo, y según Vázquez, su aprobación implicaría que los jueves tendrían un criterio para resolver el asunto que no tiene que ver con sancionar a las mujeres.

Para la abogada, Aguilar reconoce que el Estado no puede evaluar las razones por las cuales una mujer puede o no abortar.

Publicidad

El aborto en México

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió el 7 de julio pasado que es inconstitucional penalizar a mujeres víctimas de violación que deciden abortar después de los primeros meses del embarazo.

Por unanimidad, en una sesión remota, la Primera Sala aprobó el proyecto del ministro Jorge Mario Pardo Rebolledo, quien propuso declarar la inconstitucionalidad del artículo 181 del Código Penal de Chiapas, que sanciona con penas de cárcel la interrupción del embarazo después de los 90 días, aún en casos de violación. En esa ocasión, reconocieron que el Estado no puede obligar a la mujer víctima de una violación a asumir sacrificios en su persona, como lo es continuar con un embarazo, y a ofrendar sus propios derechos en beneficio de terceros o del interés general.

12 días después, el Congreso del estado de Veracruz aprobó la Interrupción Legal de Embarazo hasta la semana 12 de gestación con votos 25 a favor, 13 en contra y una abstención.

Los legisladores locales, en su mayoría de Morena, se pronunciaron a favor de la despenalización del aborto que contempló la iniciativa que presentó la diputada morenista Mónica Robles Barajas

Con esa votación, Veracruz se sumó a Oaxaca y Ciudad de México como las únicas tres entidades que contemplan la despenalización del aborto sin importar su causalidad en una etapa temprana de gestación.

Mientras tanto, el actual gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador propuso en diciembre de 2020 llevar a cabo una consulta ciudadana sobre la despenalización del aborto, pues consideró que es un tema que debe consultarse.

Publicidad

Tags

AbortoEmbarazoMujeres
Publicidad