Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tecnología y transparencia: claves para aplicar la ley de igualdad salarial

El Senado cumplió con avalar la ley de igualdad salarial, pero la Cámara de Diputados tiene que asegurarse de que éste blindada para su aplicación
vie 12 marzo 2021 09:46 AM
Paridad salarial

La discriminación salarial por razones de género ya está más cerca de estar prohibida en México. El Senado aprobó esta semana, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, una reforma de ley para impulsar la igualdad en el pago por el mismo trabajo y que, además, marque una línea legal para que en los espacios laborales se implementen medidas de igualdad de oportunidades.

Considerada histórica por unos y necesaria por otros, esta reforma, que se discutía desde hace al menos seis años, aún necesita ser avalada por la Cámara de Diputados para ser una realidad. Y de acuerdo con la senadora de Movimiento Ciudadano, Patricia Mercado, su aprobación podría suceder hasta el segundo periodo legislativo de este año. La reforma que se aprobó contiene 13 ordenamientos y 11 iniciativas que se verán, una vez con la luz verdad, reflejadas en la Ley Federal del Trabajo (LFT) y la Ley General para la Igualdad de Género entre Hombres y Mujeres.

Publicidad

¿Cómo garantizar que la reforma se aplique?

Mercado sostiene que hay instituciones encargadas, como la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, a cargo de Luisa María Alcalde, que ante cualquier tipo de denuncia tiene que mandar inspectores a revisar la situación, así como para otorgar certificados de igualdad a empresas tanto públicas como privadas.

Por su parte, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Secretaría de la Función Pública se encargarán de revisar el tabulador de puestos y la remuneración que reciben los trabajadores al servicio del Estado.

“Tendrá que transparentarse la información, todo debe ser público respecto a puestos y salarios porque sólo así podemos ver en dónde estamos las mujeres en un centro de trabajo y dónde están los hombres”, advirtió la senadora.

Mercado apuesta a que con la transparencia se pueda observar dónde están las actividades feminizadas y dónde las masculinizadas, así como para detectar brecha salarial no sólo en término de puestos de trabajo, sino en el valor mismo de un empleo.

Para lograrlo, se plantea el desarrollo y uso de una plataforma, mediante tecnologías de la información, para poder definir cómo está la brecha en cada uno de los lugares.

También espera que una combinación de factores institucionales ayuden a su puesta en marcha. Inmujeres trabaja en una propuesta que contempla la obligatoriedad de la norma 25 (NMX-R-025-SCFI-2015), cuyo principal fin es garantizar la igualdad laboral y no discriminación aunque ahora es sólo un mecanismo de adopción voluntaria. O también que, luego de que la Cámara de Diputados aprobara en noviembre la creación de un Sistema Nacional de Cuidados, falta que el Senado la discuta y termine de determinar las bases de su operación.

Publicidad

La tecnología, la aliada para combatir la desigualdad por género

Alejandra Macías, economista y analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), considera que la aprobación de este dictamen son pasos en la dirección correcta, porque es un tema que toca la vida de las mujeres desde diferentes aristas. “Tiene que ver si cotizamos para una pensión o si cotizamos un seguro de salud. Por eso es necesario que exista una igualdad de salarios”, dijo.

Sin embargo, advierte que aún falta claridad sobre cómo se va a implementar, de ser aprobada por la Cámara de Diputados. Entre otras métricas, se refiere a la forma en que el gobierno puede asegurarse de que las empresas estén pagando esos salarios partiendo de un supuesto de austeridad que adelgaza cada vez más el músculo del Estado.

En ese sentido, propone la creación de un sistema único de identificación personal, como la CURP, pero que sea vinculante. “De esa forma se puede dar seguimiento a la persona respecto a cuánto gana, el estado de su seguro de salud, su pensión o si necesita recibir algún apoyo que brinde la Secretaría de Bienestar”, recomendó.

Y para ello, advierte, es necesario integrar más tecnología al gobierno para que ésta sea una administración digital, no sólo electrónica.

Al igual que Mercado, destaca la importancia de priorizar los procesos de transparencia, con ayuda de la tecnología para evitar que la intervención de más eslabones provoque episodios de omisión o corrupción que podrían darse en un modelo de vigilancia humana.

Publicidad

¿En dónde estamos ahora?

Fátima Masse, directora de Sociedad Incluyente del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), dijo en una columna en Expansión que, entre 2017 y el primer trimestre de 2020, antes de que explotara la crisis por COVID-19, una mexicana promedio ganaba 85 pesos por cada 100 que recibía un mexicano promedio. Además, dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ( OCDE ), México es el país con mayor de brecha salarial (con 18.9% 2019), sólo detrás de Corea, Japón, Israel y Finlandia.

A su vez, la presidenta de la Comisión para la Igualdad de Genero, Malú Micher, resaltó que es una reforma esperada por millones de trabajadoras y por las activistas del movimiento feminista, que en su agenda central tuvieron siempre la erradicación de la brecha salarial entre mujeres y hombres.

Tags

Salario mínimoSalariosDesigualdadEquidad de género
Publicidad