Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cómo levantar capital para emprendimientos de mujeres, por Silvina Moschini

Sólo 2% de los fondos de capital de riesgo van a empresas fundadas por mujeres.
lun 12 abril 2021 08:27 AM
Cómo levantar capital para emprendimientos de mujeres por Silvina Moschini
Silvina, emprendedora que se enfoca en la transformación digital del mundo del trabajo.

Silvina Moschini es una emprendedora que se enfoca en la transformación digital del mundo del trabajo.

Es fundadora y presidenta de TransparentBusiness. Y también CEO y fundadora de SheWorks! , una empresa de impacto social que utiliza tecnologías para conectar a mujeres en mercados emergentes con oportunidades de trabajo flexible a escala global.

Y, en 2020, se convirtió en la primera mujer latinoamericana al frente de una empresa considerada unicornio (con TransparentBusiness). Un año antes, recibió el premio EQUALS in Tech, una iniciativa de las Naciones Unidas que reconoce los proyectos globales más innovadores enfocados en acortar la brecha de género a través de la tecnología.

Publicidad

Expansión: ¿Cómo fue el proceso para fundar Sheworks y crear TransparentBusiness ?
Silvia Moschini: Una de las premisas en las que siempre creí es que el trabajo es algo que se hace y no un lugar al que se va. En 2008, estaba viviendo en Italia y lideraba una empresa con más de 300 colaboradores situados alrededor del mundo. Necesitábamos una plataforma que nos ayudara a gestionar de manera eficiente las operaciones y coordinar la fuerza laboral que estaba distribuida en diferentes países.

Así, por esta necesidad y mi pasión por cambiar -y mejorar- la manera en la que el mundo trabaja, nació TransparentBusiness , una herramienta tecnológica para gestionar equipos remotos.

Las empresas pueden administrar sus equipos virtuales desde cualquier lugar y expandir sus contrataciones fuera de un espacio físico o fronteras determinadas, para elegir a las personas por su talento y desempeño, y no simplemente por su ubicación geográfica. Además, ahorran costos significativos al evitar tener grandes instalaciones físicas, reduce significativamente el impacto ambiental y ayuda a los empleados a ahorrar tiempo y dinero en transporte.

Antes la usamos tres años de manera interna y nos funcionó. Por eso decidimos desarrollar una versión comercial para empresas que estuvieran interesadas en implementar el teletrabajo.

E: ¿Cómo se dio el levantamiento de capital para una empresa fundada por una mujer?
SM: El mundo del emprendimiento sigue siendo mayoritariamente masculino y, por supuesto, conseguir financiación para los proyectos nos cuesta mucho más.

A la hora de levantar capital, elegimos una figura poco conocida por muchos emprendedores pero disponible desde septiembre de 2013 como parte de l JOBS act de Obama . El año pasado lanzamos una Oferta Privada Global (OPG) que permite que inversores privados inviertan directamente en la compañía. El instrumento de financiamiento que utilizamos fue la RegD 506c que permite publicitar la venta de acciones de una empresa PreIPO a inversores acreditados en los Estados Unidos y a inversores en general a nivel internacional vía Reg S . Reg D 506c.

Utilizamos este instrumento ya que, como emprendedora tecnológica, mi visión está centrada en la inclusión financiera y el empoderamiento económico, especialmente de las mujeres. El acceso a oportunidades de inversión en los modelos más tradicionales está limitado para unas pocas personas que tienen suficiente dinero y cercanía a los círculos de innovación y al ecosistema de emprendimiento. Todos los procesos de venta de securities en Estados Unidos, están regulados por el SEC (Comisión de Bolsa y Valores, por sus siglas en inglés).

De esta manera, salteamos la brecha de financiamiento que enfrentamos las mujeres emprendedoras, considerando que 2% de los fondos de capital de riesgo van a empresas fundadas por mujeres.

En octubre 2020, nos convertimos en unicornio al alcanzar una valuación de más de 1,000 millones de dólares y en la primera compañía de esta categoría fundada y liderada por una emprendedora latinoamericana.

Hasta ahora hemos recaudado 50 millones de dólares en varias rondas, con más de 3,000 inversionistas internacionales y con una valuación actual de más de 2,000 millones de dólares. Ahora estamos trabajando para tocar la campana en la bolsa de valores de Nueva York para fines de 2021, porque siempre fue un objetivo para nosotros.

Una de las lecciones que aprendí en mis años como emprendedora es que hay que pensar en grande porque sólo las empresas grandes logran gran impacto y son más atractivas para conseguir capital e inversores y convertirnos en unicornio dio mayor impulso a nuestra propuesta de valor y estrategia de financiamiento.

Publicidad

E: ¿Cuáles son tus principales consejos para mujeres que inician a buscar venture capital?
SM: Uno de los principales desafíos que tenemos las mujeres es derribar los techos de cristal y vencer ese límite que muchas veces nos auto imponemos. Vencer el síndrome del impostor, algo que solemos atravesar y enfrentar muy seguido las mujeres: esa vocecita que te dice que llegaste allí de pura casualidad y que no eres capaz de conseguir nada. Nos afecta a todas, sin importar la posición o rol.

Tenemos que aprender a pedir: prepararnos hasta sentirnos cómodas hablando de dinero y ser capaces de negociar, lo que también incluye muchas veces decir “no”. Las mujeres todavía pedimos con timidez y a menudo buscamos recaudar la cantidad mínima necesaria para llevar adelante nuestro emprendimiento.

También es importante crear relaciones y capital social son aspectos clave para liderar y emprender con éxito. Siempre digo que “los negocios son un deporte de contacto”.

Por último, es importante construir relaciones con mentores o sponsors que nos ayuden a posicionar nuestra marca pero también darnos a conocer. Y para esto es crucial desarrollar la marca personal: entender tu negocio, construir tu mensaje, cómo contarás tu historia y a través de qué canales la amplificarás.

Además, en un contexto como el que estamos viviendo, las mujeres emprendedoras son una pieza clave para el desarrollo social y económico de los países. Por ejemplo, un reporte de Boston Consulting Group indica que financiar por igual a las emprendedoras que a los hombres puede sumar 5 billones de dólares al PIB mundial -entre 3 y 6%-.

Con ese objetivo, apenas anunciamos Skirt the Rules , un movimiento global que impulsa a las mujeres emprendedoras. Muchos de los contenidos que veremos en los entrenamientos, talleres, espacios de mentoría de Skirt The Rules se basan en las lecciones que aprendí en mi camino como emprendedora: cómo enfrentar el síndrome del impostor; cómo pensar en grande y fuera de la caja; cómo contar tu historia y difundir tu mensaje, y mucho más.

Publicidad

E: ¿En qué medida repercuten las mujeres, y cuál es su perfil, en el momento que vive actualmente la empresa?
SM: Nuestro equipo está conformado por mujeres excepcionales que, sin importar desde donde trabajan, son el motor que nos impulsa a llevar nuestras herramientas a estándares de calidad.

Desde cualquier posición y rol que ocupen, una característica principal que tienen las mujeres de SheWorks! es su compromiso, empatía y liderazgo. Un ejemplo de esto es Natalya Spicker, quien recientemente fue nombrada como presidenta de SheWorks!. Natalya refleja el espíritu de nuestra compañía como impulsora de la equidad de género en todos los aspectos y todos los días trabaja incansablemente en nuestro propósito de tender puentes para generar más empleo y mayor diversidad en el mundo.

Pero más allá de las mujeres maravillosas que conforman nuestro equipo, es clave entender que la tecnología es el gran igualador de oportunidades y fomenta la diversidad. Internet derriba las barreras geográficas al permitir que personas, sin importar el sexo, edad, lugar geográfico ni inclinación religiosa, accedan a oportunidades de empleo y desarrollen sus carreras.

E: ¿Qué cambios se aplicaron en la forma de trabajar a partir de la pandemia, equipo de trabajo y oferta de servicios?
SM: La pandemia aceleró la transformación digital de las compañías. De un día para otro, la mitad del planeta migró sus operaciones a una modalidad virtual para asegurar la continuidad de los negocios en un momento de crisis.

Hoy, un año después, ya se demostró que trabajar de manera remota no redujo la productividad sino que en muchos casos aumentó la eficiencia y la satisfacción. Esta modalidad se consolidó como la nueva normalidad para muchas compañías como Twitter, Facebook y otras más que anunciaron el teletrabajo de manera indefinida. Estas tendencias se multiplican en todo el planeta.

El trabajo remoto llegó para quedarse y cambió la forma de entender los negocios, pero por sobre todas las cosas, de entender los procesos laborales porque el trabajo dejó de ser un lugar al que se va.

En nuestro caso, nunca tuvimos oficinas y siempre trabajamos en forma remota a través de nuestra tecnología y metodologías ágiles. Y es por esto que nos convertimos en una fuente experta para nuestros clientes y las miles de compañías que estaban pasando por esta transformación y necesitaban soporte y soluciones que hicieran este cambio más eficiente.

Por eso, en abril del año pasado también lanzamos nuestra herramienta de educación virtual CloudWorking Academy , para acompañar a los líderes de negocios con capacitación para ayudarlos a migrar y gerenciar con éxito sus equipos distribuidos.

La demanda por nuestro software aumentó considerablemente mes a mes por organizaciones de todo tipo que se vieron forzadas a implementar esquemas de trabajo remotos de manera abrupta. Anunciamos varios programas en conjunto con gobiernos como el de China y el Estado de California, además con organizaciones como Mujeres ConnectAmericas y empresas como Cisco para apoyar la continuidad de los negocios con licencias gratis de nuestro software.

Además, lanzamos un programa global con licencias gratuitas de TransparentBusiness por hasta 25 usuarios hasta 2022, para ayudar a las Pymes y emprendedores a gerenciar e implementar el trabajo remoto y continuar sus operaciones con confianza, compromiso y rendición de cuentas.

Y considerando que las mujeres fueron las más perjudicadas por la pandemia, en SheWorks! nuestro foco está en construir alianzas con gobiernos, organizaciones y multilaterales para abrir el abanico de oportunidades para las mujeres y ayudarlas a reinsertarse al mercado laboral a través de educación digital y empleo en la nube.

Durante el año pasado desarrollamos programas de capacitación y empleo a través de SheWorks! Academy con el Servicio Nacional de Aprendizaje de Colombia y con el Banco Interamericano de Desarrollo en Guatemala para entrenar a mujeres en habilidades técnicas que pudieran acercarlas a oportunidades de trabajo remoto a través de nuestra plataforma.

En este momento, trabajamos con el Gobierno de Rhode Island en Estados Unidos para que las mujeres de ese estado -más de 16,000 perdieron su empleo por la crisis- se entrenen en marketing digital y en las habilidades para trabajar de manera remota. Una vez que finalicen sus cursos, formarán parte de la nube de talento de SheWorks! (una bolsa de trabajo) y podrán trabajar para empresas de todo Estados Unidos y el mundo.

Tags

Repatriación de capitalesInversiónAsesoría de inversiones
Publicidad